jump to navigation

por qué >> porque Febrero 3, 2009

Posted by salcoba in : SINTAXIS, conector, gramática del uso , trackback

*** (1)— ¿Le pareció que era atractiva? —Sí, bueno, supongo. — ¿Sí, o no? —Protesto! —Pubin otra vez—. No tiene que contestar a una pregunta como esta con un sí o un no. A lo mejor le parecía ligeramente atractiva. No siempre es sí o no. —Estoy de acuerdo, Mort —dije, sorprendiéndolo—. Permita que lo reformule. Señor Flynn, ¿cómo describiría su atractivo? —¿Como en una escala del uno al diez? —Eso sería espléndido, señor Flynn. En una escala del uno al diez. Lo pensó un momento. —Siete, puede que ocho. —Bien, gracias. Y en algún momento de esa noche, ¿habló con la señorita Johnson? (El bosque, pág., X)

(2) —Le pidió el teléfono a la señorita Johnson? —Sí. — ¿Por qué?  —Pensé que podría llamarla. — ¿Le gustaba? —Me sentía atraído por ella, sí. — ¿Por qué era un siete, quizá un ocho? (El bosque, pág., X+3)

(3) Si una esposa quería pillar a su marido engañándola, mi trabajo era seducirle. Así es como funcionaba MVD. El marido estaba en un bar o por ahí. Me mandaban a mí como… —Dibujó unas comillas con los dedos—…prueba de fidelidad. —Pues que odio ser engreída, pero mírame. —Cingle abrió los brazos. Incluso vestida con un jersey ancho, estaba despampanante—. Si esto no es una incitación al delito injusta, ya me dirás qué lo es. — ¿Porque eres atractiva? (El bosque, pág., 309)

Comments

Sorry comments are closed for this entry