jump to navigation

Delibes, a lo lejos Abril 6, 2010

Posted by salcoba in : ambigüedad , trackback

—”En los años ochenta se puso de moda una curiosa expresión en el mundo literario: “la berza”. “La berza” era un cierto tipo de literatura española: realista, costumbrista incluso, y situada en España, la España mediocre y tristona del franquismo, especialmente la rural. “La berza”, huelga decirlo, no era una expresión cariñosa; los que en los años ochenta empezábamos a publicar la usábamos para burlarnos y desmarcarnos de nuestros mayores. Si ellos eran realistas, nosotros seríamos fantasiosos; si ellos se inscribían en la tradición española, nosotros leeríamos a los existencialistas franceses o al boom latinoamericano; si ellos se interesaban por la España de provincias, nosotros seríamos furiosamente cosmopolitas.” (Laura Freixas, en La Vanguardia, 18/03/2010)
—“En España gustan los personajes chulescos, quizás por un hábito muy antiguo de servilismo al que manda, y la mala educación se considera un síntoma de autenticidad, hasta de recia hombría. En España conviene ser arrogante, porque al que no lo es tiende a mirársele por encima del hombro, y porque es un país pomposo en el que hinchar el pecho y ahuecar la voz gana inmediatas simpatías. En España el desdén sarcástico se interpreta como un signo seguro de inteligencia, y el franco entusiasmo por algo, la abierta admiración, son tan perjudiciales como la llaneza.” (ANTONIO MUÑOZ MOLINA en El País, 20/03/2010)

Comments

Sorry comments are closed for this entry