jump to navigation

Jupíteres (¡¡-%&-??) Septiembre 2, 2011

Posted by salcoba in : PALABRA, concordancia, gramática del uso , trackback

Para generaciones de astrónomos y de colegiales, Júpiter fue el objeto más extravagante del sistema solar. Hoy sabemos que no es sino un miembro de una de las familias más numerosas de nuestra galaxia. Los astrónomos han descubierto ya más de 400 planetas extrasolares, y casi todos ellos son júpiteres. Si Zeus tiene una receta secreta para crear un sistema planetario, solo Juno [una nave interplanetaria de la NASA diseñada específicamente para investigar las entrañas del enigmático gigante gaseoso del sistema solar] podrá descifrarlo. (ANÁLISIS: EL ACENTO, El País, 07/08/2011)

— Un precioso ejemplo de ¡¡error!! por sometimiento a la letra. ¡¡Pero, qué error tan aleccionador, que pone de manifiesto, a contrario, de una manera palmaria, una condición del acento en las lenguas naturales, y, por tanto, del español!!

Como adjetivo, se pudo haber usado jupiterino [adj. Perteneciente o relativo al dios mitológico Júpiter] en sentido traslaticio, referido al planeta. Pero el autor prefirió un cambio categorial de la palabra Júpiter y usarla como adjetivo: ‘un planeta júpiter’; y en plural tenemos una sílaba más, con lo que el acento se ha de trasladar a la derecha: ‘unos planetas jupíteres’, por una condición universal, Ventana de las Tres Sílabas, del acento de las palabras de las lenguas naturales, que exigen que el acento se manifieste en una de las tres últimas sílabas (sin contar los pronombre enclíticos). Como ocurre en los tradicionales ejemplos que se suelen citar del español: espécimen / especímenes, régimen / regímenes.

El caso de traslaciones como las de júnior / juniores, sénior / seniores, se debe a una condición particular del español, que no permite acento en la tercera sílaba si la segunda es de rima compleja: un diptongo o una vocal seguida de consonánte. Sobre esta condición advierte J.J. Harris la excepción del topónimo Frómista. Por esta misma condición, admitiendo que las [rr] múltiples se explican desde dos /r/ simples heterosiábicas /r.r/ se supone que no serían posibles palabras como *víborra (y sí, víbora); pero C. Pensado advierte de la excepción del topónimo Cáparra, y J. Méndez Dosuna señala la expresión cháncharras máncharras, que también sería una excepción a esta condición del acento en español respecto a la genial y convincente, por bien argumentada, explicación de la fonología de la /rr/ española por parte de J.J. Harris.

Comments

Sorry comments are closed for this entry