jump to navigation

minirreforma Enero 12, 2011

Posted by salcoba in : PALABRA, ortografía, trasliteración , comments closed

*** En el último Consejo de diciembre se ha decidido modificar el Tratado, en una minireforma que garantiza la vigencia del fondo de 750.000 millones de euros más allá de 2013, incluso ampliable si fuera necesario. (FELIPE GONZÁLEZ, en El País, 10/01/2011)

*** 362.-MORENO Y TOVILLAS (Santiago).-Pararayos. Memoria premiada con medalla de plata en el concurso de 1874 á 1875. Madrid, Memorial de Ingenieros y Revista Científico-Militar, 1876. -17,5 x 25,5-, 206 págs. + 1 h. + 3 láminas despleg. Ene, en cartoné. Dedicatoria autógrafa. (Esta obra trata de cómo se forman estas descargas eléctricas o rayos y sobre la teoría y práctica del establecimiento de los pararayos en los diversos tipos de edificios, molinos de viento, barcos, etc. Inencontrable en el mercado, no la hemos hallado tampoco en la Biblioteca Nacional de Madrid.) 250€ (Librería Berceo, Catálogo 57, abril-septiembre 2011)

ortografía y gramática Febrero 19, 2009

Posted by salcoba in : gramática del uso, trasliteración , comments closed

Les contaré una anécdota. Una profesora estaba regañando a un alumno en clase porque éste acumulaba demasiadas faltas de ortografía. La profesora le explicó que tenía que conocer la ortografía, esto es, la parte de la gramática que se ocupa de la manera correcta de escribir las palabras. Y el alumno le contestó que no lo necesitaba, que para eso tenía el ordenador, que le corregía. Esa actitud puede traer dos consecuencias significativas; primera: que se pierda la escritura manual; segunda: que depositemos nuestro conocimiento básico de las estructuras del lenguaje en el ordenador. Quedaríamos así reducidos a un solo conocimiento intransferible: el habla. Todos los demás, referidos al lenguaje, se los transferimos y, claro, empezamos a depender de él. ¿Es buena esta dependencia? ¿Nos mejora o nos empeora? [...] Perder la ortografía (porque en la anécdota referida, no se deposita meramente: se pierde) nos podría llevar a una situación paradójica: Acabaríamos dificultando la lectura por no saber reconocer numerosas palabras o confundirlas con otras en razón de su grafía. Eso puede parecer un disparate, pero quien pierde el conocimiento de la palabra está dañando muy seriamente estructuras elementales y sustanciales de la expresión.  (José María Guelbenzu, El País, Lenguaje ordenado 29/01/2001)

ortografía Febrero 19, 2009

Posted by salcoba in : PALABRA, gramática del uso, trasliteración , comments closed

***Lingüistas, académicos y catedráticos [...] coinciden, sin excepción, en resaltar el enorme riesgo que supondría una simplificación precipitada o generalizada de la ortografía española, hacia la que se inclinan voces con intenciones renovadoras del idioma. El peligro mayor sería, romper la unidad de un idioma que comparten más ¿e 300 millones de personas gracias a convenciones ortográficas establecidas a partir del siglo XVIII. Además, la española, entre las grandes lenguas, es la que tiene un sistema gráfico que se adecua más al fonético, por lo que, a juicio de los expertos, no requiere grandes reformas, sino pequeños retoques, que deben establecerse con cautela, reflexión y un amplio consenso. (Carlos G. Santa Cecilia - Madrid - 05/06/1995)

ortografía, ¿reforma? Febrero 19, 2009

Posted by salcoba in : SINTAXIS, gramática del uso, trasliteración , comments closed

***La tolerancia ortográfica podría tener a largo plazo consecuencias desastrosas. Los hijos de esas p arejas en las que ahora se fomentan las minusvalías cacográficas nacerían con igados en lugar de hígados. No sabemos cómo funcionan los igados, pero lo más probable es que segreguen vilis en vez de bilis, lo que dispararía el gasto hospitalario para sacarlos adelante, incluso aunque se crearan enseguida unidades epaticas que, siendo más baratas que las hepáticas, exigen inversiones iniciales de orden analfavetico muy superiores. No quiere uno ni imaginar, de otro lado, las consecuencias del alumbramiento masivo de seres que en el sitio de la cabeza tradicional tuvieran una suerte de caveza cuya vobeda craneal sólo diera para albergar un zerevro. [...] Hay mucho miedo a la ingeniería genética, pero los efectos de la ortográfica no se quedan atrás. Piensa uno en el vajo bientre de esos seres nacidos al amparo del caos gramatical y se le ponen los pelos de punta ante la idea de acariciarles la rejion jenital o el beyo puvico. (Juan José Millas , El País, Ortografía. 11/04/1997)